Crédito fotográfico: Enrique Berardi | LAAC
Una verdadera montaña rusa fue la que vivió Joaquín Niemann este viernes en el The Honda Classic, tradicional torneo del PGA Tour que cada año marca la temporada.
Luego de un primer día irregular, Joaco aprovechó un gran inicio libre marcando un birdie en la bandera del cuatro, pero inmediatamente caería en el par 3 del hoyo cinco. Todo se mantuvo igual hasta el «inicio de la montaña rusa«, la cual describimos entre los hoyos 11 y 15.
En primer lugar, dos birdies consecutivos elevaron al chileno a la parte alta del tablero, pero nada de eso tendría larga duración. Tres bogeys seguidos derrumbaron aspiraciones del chileno, quien llegó a la trampa del oso con la necesidad de anotar un birdie para irse a descansar tranquilo y así preprarar el fin de semana.
Dicho acierto llegó en el famoso par 3 del hoyo 17, donde con un espectacular tiro de 153 yardas, logró quedar al borde de un «hoyo en uno«, aunque el birdie fue celebrado afortunadamente.
Así, Niemann firmó su tarjeta de 70 impactos (par) y mantuvo su score acumulado de +1. Por ahora y a falta de que finalice el resto de la segunda ronda, el chileno quedó en la posición 51° y con una gran expectativa de lo que podría llegar a hacer el fin de semana. Joaco lucha y rema hacia el éxito.
LEADERBOARD