Enrique Berardi | PGA Tour LA

Joaquín Niemann ha firmado una auténtica vuelta de 64 (-7) y se ha puesto en fila para ganar el Abierto de Chile del PGA Tour Latinoamérica.

El Club de Golf Mapocho ofreció poca defensa para los jugadores que jugaron en el turno de la mañana. Poco viento, rough no tan largos como es costumbre en este campo y con banderas atacables, por lo que pegar bien al drive era una ventaja, sobre todo con lo pegadores largos. Justamente Niemann jugó Jared Wolfe, defensor del título, y entre ambos armaron un festival de bombazos. Y también de birdies: entre los dos embocaron 17 birdies. No por nada los dos terminaron con un score de 7 bajo par, ubicándose en el segundo lugar hasta el momento. Hoy era el día para hacer una ronda baja y cumplieron a cabalidad.

De todas maneras, prevaleció el más buen juego de Niemann que las garantías que entregó el campo. Sea cual sea en el día, si en Mapocho estás poco fino, al vuelta será larga. Joaco jugó bien en todos los aspectos del juego, pues en total anotó siete birdies y ningún bogey. «La cancha se defiende mucho, porque es una de las más largas de Chile. Los fairways son más angostos y los rough más largos. Hoy, eso sí, estuvieron más cortos y cada vez que me cayeron en el rough, me quedaron bien. De aquí al domingo van a crecer y se va a complicar la cosa, así que hay que estar en fairway«, sostuvo el chileno. 

Wolfe, por su parte, es un jugador que está mostrando un nivel superlativo. Hoy se dio el gusto de hacer 64 con tres bogey, es decir, embocó diez birdies. Un verdadero recital. Angel Cabrera, en tanto, hizo un esforzado 68 (-3). El argentino no estuvo tan fino, pero su calidad lo hace aprovechar cada momento y terminar con dos birdies fue una auténtica remontada para seguir en órbita.

Sigue la participación de los otros chilenos aquí: LEADERBOARD

Comentarios

Comentarios