Foto: Enrique Berardi / PGA Tour LA
Tres de los cuatro bogeys que anotó Mito Pereira en la primera ronda del DAP Championship fueron convertidos desde el rough. El Canterbury Golf Club de Cleveland, escenario del tercer torneo de las Finals del Web.com Tour, se complica fuera de los fairways y el chileno lo sabe.
Mito empezó en el T59 luego de entregar una tarjeta de 71 (+1). Hasta ahora, supera el corte justo en el límite y sabrá perfectamente su escenario para este viernes porque jugará en el turno de la tarde. Lo que tiene muy claro el chileno es que no hay que fallar desde el Tee. Hablamos de una cancha que se complica hacia los lados. Ayer se cayó seis veces al rough y en ninguna pudo subirla al green. Tres terminaron siendo bogeys y menos mal en el juego corto sacó chispas, porque otro score habría firmado.
De los hierros, approach y putter nada que decir. Sus tres birdies salieron precisamente por esos tres tiros. Pero sobre todo fue en el green donde demostró su magia, enchufando muchos putts esenciales para par.
Ha sido un comienzo con el dedo para arriba, pero ese juego no servirá para la segunda ronda. Vamos al pan, pan, vino, vino. Mito jugará en la tarde, donde el viento sopla y los putters no ruedan en el green como en la mañana. Así que hay procurar tirar buenos drives para ponerla en juego. Así por lo menos lo hizo uno de los líderes del torneo, el estadounidense Nicholas Lindheim (-6), quien apuntó el 85,71% de los fairways. LEADERBOARD