Golf Week
Lo que ocurrió durante el día de ayer en el Ana Inspiration fue histórico e insólito. Lexi Thompson, quien lideraba el primer Major del año en la última ronda, recibió cuatro golpes de castigo en plena vuelta por una acción de la jornada anterior. Les contamos cómo fue todo.
Green del Hoyo 17 de la tercera ronda y la estadounidense falla un putter de tres metros. Marca, repone y termina el hoyo. Hasta ahí nada. Más de doce horas después, cuando Lexi se encaminaba al Tee del 13 por la Ronda 4 liderando con dos golpes de ventaja, una árbitra se le acerca para avisar que se le han impuesto cuatro golpes de castigo. Dos por reponer mal la pelota en en Hoyo 17 del día anterior y otros dos por firmar mal la tarjeta. Balde de agua fría. Insólito. Pasó de puntear por dos a escoltar por dos golpes.
En ese momento, cualquier comentario desde las redes sociales echaban humo a la situación. Nadie creía por qué muchas horas después se le imponían un castigo que, por cierto, estaba correcto al margen de la regla. Pues, lo que ocurrió, fue es que un espectador anónimo envió un correó electrónico alertando la penalidad. Así, el LPGA se dio cuenta y avisó a Thompson hacia la partida del Hoyo 13. “¿Esto es una broma?” decía la estadounidense, quien pegó el driver del 13 bajo las lágrimas. La polémica y el drama estaba en éxtasis por el Dinah Shore de California. Lexi tampoco se apagó. El público gritaba y apoyaba cada golpe suyo. Sí,  porque aunque no lo crean, recuperó el liderato. Hizo birdies en el mismo 13 y otro en el 15 para tomar uno de ventaja.
Sin embargo, un bogey en el 16 entregó el liderato nuevamente a la surcoreana So Yeon Ryu, quien terminaría con birdie al 18 para empatarle. La estadounidense de 22 años se paraba al Par 5 18 y sacó dos golpes desde las tripas. Fuerza, garra y frialdad. Así las cosas dejaba un putter metible para eagle. Sí, de tres metros, pero lo erró y se fueron a los playoff. Un final inolvidable.
La surcoreana finalmente fue la que hizo birdie en el Hoyo de desempate. En una tragedia histórica en el golf mundial, So Yeon Ryu fue la campeona del Ana Inspiration. Ella fue la que se dio el baño tradicional en el lago Poppie del 10. Y Lexi no. El destino evitó contra todo pronóstico su victoria. Siempre recordaremos esta historia, titulada así: Lexi Thompson y el anónimo telespectador.
Si hablamos de la regla que penalizó a Thompson, nada que decir. Ambas fueron correctamente aplicada. Regla 20-7c por reponer mal la pelota y Regla 6-6d por firmar una tarjeta incorrecta. Lo insólito es en el momento del aviso. Injusto, ¿no creen?
Las reglas del golf son propias y hay que aplicarlas, pero si los árbitros y la organización han sido incapaces de verlo durante el mismo día, más culpa tienen ellos que la propia jugadora que tuvo que soportar un golpe anímico en pleno juego de competencia. Sí, porque bien diferente hubiese sido que le avisaran antes de jugar. Lógico, no es lo mismo que planificar una vuelta en el segundo puesto que hacerlo en el liderato.

 

Comentarios

Comentarios