GolfWeek/ Sally Kolar Photography
Joaquín Niemann ha ganado por segunda vez consecutiva el Sergio García Foundation Junior Championship. Otra victoria a su estilo: desde atrás y, como decíamos ayer, pisando tobillos a punta de birdies.
Así fue. Ni una mentira. Joaco entregó una tarjeta de 67 (-5) con cinco birdies y cuatro de ellos en los segundos nueve. No, ningún bogey. Así levantó los cinco palos de diferencia con el puntero y quedó empatado con +2 ante el mexicano Jorge Villar. Se lo comió a su estilo en el Playoff. Él un par y su rival un doble. Niemann fue atacando desde atrás y poniendo el aliento para despejar el camino a la victoria en El Championsgate Golf Club de Florida.»Hoy salí a jugar pensando que tenía que hacer lo más poco que podía. Cuando iba -2, dije que con un par de birdies más podía ganar. Se dieron y feliz», relata el campeón.
Parece no sorprender que el chileno lo haya ganado de esta manera. Nos tiene acostumbrado con sus épicas remontadas. Pero sí sorprende que, luego de la carnicería que se dio el sábado por las condiciones de la cancha, hiciera tal score sin bogeys en una campo que por seguro hubiese causado estragos en un torneo PGA Tour. Sí, el viento no sopló como ayer, pero tiraras donde tiraras los greens recibían pocos. He ahí una gran prueba del nivel de Joaco. Domina cada golpe y puede medirse contra cualquier cancha. Virtudes de los grandes golfistas.
Ahora Joaco sumó su quinta victoria consecutiva en los torneos que ha jugado. Lirios, Araucarias, TaylorMade Adidas Junior, Junior Invitational y el Sergio García. Impecable y las últimas tres han sido en suelo internacional. Que brutalidad. Este año ha dejado su huella y querrá seguir haciéndola en grandes ligas: A principio de junio vuelve a Estados Unidos para jugar la Qualy para clasificar al US Open. Así, a este nivel, podríamos ver por tercera vez a un chileno en el segundo Major de la temporada y mirar a García de tú a tú, en vez de ganarle torneos a su nombre.
Entre los otros chilenos que jugaron destacó Antonia Matte. Mientras Niemann está terminando una etapa de juvenil y Junior, Anto la está empezando. Recién dando los primeros pasos. Hoy finalizó con una vuelta de 78 (+6) para acabar T14. Fue un buen día. De hecho, un doble bogey en el penúltimo hoyo la privó quedar en el Top 10. Un doble bogey por culpa de los greens. «Hoy día venía bien, pero al penúltimo hoyo el green no me recibió nada en un tiro que le pegué bien e hice doble. Bueno, en general, jugué bien, pero unos tiros malos que hice terminaron en bogeys tontos», confiesa Matte.
Matte, hasta el momento, tiene organizado la participación de torneos en el extranjero. Las citas más importantes son en julio: juega el IMG Academy Junior World Championship en San Diego y el Optimist International en el PGA National en West Palm Beach, cancha de Major. Dos eventos de lujo. Un desafiante mes a la que Anto anda de turno cada semana para llegar en forma.
Mientras, Jan Hallema hizo 82 (+10) y acabó 48°. Nicolás Cabello terminó 51°. No fueron buenos resultados, pero sí una tremenda experiencia en un torneo valioso. Por último, cabe destacar la fuerza latina en este campeonato: los tres mejores son de nuestra zona. Notable y habla del buen golf que se está creando en latinoamérica.