Enrique Berardi/ LAAC
Tomás Gana (-1) se llevó el título del Latin American Amateur Championship y será el tercer chileno en jugar el Masters Augusta. Ese sueño, de cualquier golfista, lo cumplirá Toto durante el mes de abril.
Lo que se vivió en el Club de Golf Panamá fue excitante. Bueno, para los espectadores. Para ellos, un sufrimiento. Sobre todo para Toto, quien tuvo la victoria en sus manos hasta que vio que se alejaba. Eso fue en el 18 cuando erró un putter que pasó como tallarín en el hoyo para llevarse el triunfo. De tener dos de ventaja partiendo el 17 forzó un peligroso desempate ante el mexicano Alvaro Ortiz y su compatriota, el mejor amigo, Joaco Niemann.
Peligroso porque en el primer hoyo del playoff Ortiz clavó un hierro a tres metros de la bandera. Tirazo con viento en contra. Mientras, Joaco y Toto, a toda costa suplicaban el par. Lo lograron y el mexicano le daba tallartín. Otro más y otro hoyo de playoff. Nervio puro.
Podrán decir que para estas definiciones es una carambola. Como en los penales. Pero cuando un jugador clava un wedge al lado de la bandera no es suerte. Ese fue Toto, quien embocó un birdie para llevarse el triunfo. Tiro de campeones. El rey del juego corto. Durante toda la semana lo demostró y cuando lo tuvo que aplicar en el último hoyo de definición no arrugó en hacerlo.

Y digámoslo: Toto casi siempre bailaba con la fea. «Antes de aquí no era nadie», dijo entre tímido y con la garganta apretada en la entrega del trofeo. Niemann lo apoyaba, a pesar que era su rival, en cada hoyo y le daba el puño cuando embocaba. Pero siempre fue Joaco quien se llevaba los elogios y los principales triunfos. Pero así es el misterio y la magia del golf. Este deporte concede segundas y terceras oportunidades en cuanto tengas la sabiduría de la paciencia. Ahora jugará el Masters Augusta, las finales de las Qualy del US Open y The Open, además del US Amateur y el British Amateur. El esfuerzo da la razón y este jugador tendrá un épico año.
Por otro lado, nos quedó claro que en Chile hay calidad. En las tres ediciones de este torneo se han logrado dos triunfos chilenos. Un gran y paciente trabajo. EM Academy es responsable de esta nueva era de talentos del golf chileno. No por nada, dos de sus alumnos pelearon en desempate el título del LAAC y uno lo ganó. Además, de los ocho compatriotas que jugaron el torneo, siete pasaron el corte, siendo el único país que más jugadores aportó en las últimas dos rondas.
Niemann tuvo su premio de consuelo. Ante su segundo puesto disputará la Finales de las Qualy del US Open y el The Open. Un gran atributo para este jugador que jugó a la excelencia durante esta semana, pero el putter, tal clave en este deporte, no fue su aliado.

De todas maneras, el próximo año tendrá su revancha y será en  cancha que conoce muy bien: El Prince of Wales Country Club, cuyo campo recibirá la cuarta edición del LAAC y donde Gana tendrá que defender su reciente triunfo.