PGA Tour LA

Christian Espinoza prácticamente se mantiene en la segunda ronda de la Qualy del PGA Tour Latinoamericano en Luján de Argentina.  No se paraliza. «Tiger» sigue a un golpe de la zona de clasificación para conseguir el estatus de la primera mitad de temporada (los diez jugadores después del primero).

Un birdie sobre el final fue el pulmón necesario para mantener esperanza. El chileno firmó una tarjeta de 71 (-1) en el Club de Golf Las Praderas de Luján. Nunca, sea donde sea, será mala una vuelta bajo par. Y su uno bajo mantiene a Espinoza muy vivo, con la retaguardia activa para acechar a los cinco jugares que empatan del séptimo lugar con -4 y que son los últimos que entran para la primera mitad del Tour. «Tiger» está T12 con -3 a falta de dos rondas.

El escenario para Benja Alvarado se puso más complicado. El del Polo cayó hasta el puesto T31(+1) y cinco golpes separan de su objetivo, ese mismo de Espinoza para alcanzar al grupo de los séptimos lugares. Y la verdad es que la vuelta de ayer salvó al chileno para seguir con vida. Hoy fue una tortura. En especial durante la segunda vuelta. Venía par. Calmado y defiendiendo su lugar en el Top 10. Hasta que vino al desgracia del bogey. En un hoyo por medio hacía uno hasta que sumó cuatro para firmar la vuelta de 76 (+1).

De todas formas, sacando cuentas, el costo no salió caro. Su +1 lo tiene más que vivo y con la tercera ronda entre ceja y ceja. Mañana, tanto para los dos chilenos, se jugará un día muy importante para las pretensiones de conseguir el estatus hasta la primera mitad de temporada. Pues, para la tarjeta completa habría que alcanzar el puntero y eso es otro cuento: Thomas Baik, el argentino que terminó 2º en el Abierto de Chile 2016, lidera con -11.

RESULTADOS