Joaquín Niemann consiguió la victoria del Abierto Las Araucarias gracias a un remate de campeón. 

Cuando llegaban cuatro líderes a la jornada final, Joaco sacó un 64 (-7) y demolió a cuanto rival para dejar en claro que es el mejor. Mientras se trate de Stoke Play, Niemann arrasa. Ocho birdies y un bogey. 

Cuando una definición está apretada, esa se resolverá en los segundo nueve hoyos. Al pie de la letra. Joaco le llevaba un palo a Rosso de cara a la segunda vuelta del día. Así Niemann lo atacó con cuatro birdies en los primeros cinco hoyos. Nada que hacer para terminar firmando 31 y sacarle seis palos en total a Lucas. 

Sí, parecido que en Los Lirios. Arrasante. En Rancagua ganó por nueve palos. Ahora lo hizo por seis y ocho golpes al tercero, Maximiliano Oureta. 

Triunfo épico para despedirse de la temporada de verano. Joaco es el mejor y si su calendario topa con otro torneo nacional, este pudo haber sido el último antes de entrar a la universidad en Septiembre. Niemann empezó como terminó: Ganando. Grande. Único.