Foto: The New York Times

Hace un par de días se supo que Phil Mickelson no jugaría el US Open. No era por lesión ni nada al respecto. En la misma fecha que empieza el torneo, su hija se gradúa de High School y donde dará un discurso.

Esto ha causado mucha repercusión. Tanto que Phil se está arrepintiendo de no estar al único Major que le falta ganar. El zurdo tiene 46 años y no se puede dar el lujo de ausentarse a esta cita si quiere completar todas las victorias en los Grandes. Por esto mismo, aunque no lo hemos podido confirmar al 100%, Mickelson le habría pedido al colegio de su hija que cambie la fecha de graduación.

Queda esa opción o no jugar. Porque la graduación es en California y el torneo se juega en Wisconsis. No hay manera de estar en los dos lugares. Phil está entre la espada y la pared. Familia versus carrera deportiva. Las elecciones que debes tomar si quieres ser golfista. Lo más sensato es cambiar la fecha porque de otra forma no tendremos al zurdo en el torneo que más le trae celos.