Crédito fotográfico: Enrique Berardi | PGA Tour LA
A partir del domingo 13 hasta el miércoles 16, Benjamín Alvarado volverá a formar parte del Web.com Tour cuando dispute el The Bahamas Great Exuma Classic at Sandals Emerald Bay. Este será su primer torneo en la gira desde el segundo semestre de 2016. Su último campeonato había sido el Price Cutter Charity Championship, campeonato donde no superó el corte.
El monto a repartir en el campeonato es de $600.000 y se disputa bajo condiciones extremas, de mucho viento y pocas oportunidades que hay que aprovechar. El campeón del 2018 fue el coreano Sungjae Im, jugador que finalmente se llevó todos los honores y este año jugará en el PGA Tour, clara muestra de lo que significaría comenzar la temporada con el pie derecho.
Este «nuevo» Benja Alvarado tiene aspectos muy positivos, como por ejemplo la persistencia. Luego de estar rondando en el PGA Tour Latinoamérica, logró superar una durísima etapa de Q-school y luego finalizar en la etapa final con un 62 (-10), score que finalmente le da una chance más para esta temporada. Nunca dio pie atrás, ahora se ven los frutos.
El chileno tiene asegurado varios torneos del calendario y así mismo nos cuenta su planificación.
«Ya estoy adentro de Bahamas, ahí juego dos semanas seguidas para después ir a Panamá y Colombia, esos serían mis primeros campeonatos del 2019 en el Web.com Tour«.
Además, Alvarado tiene buenas chances de participar en todos los campeonatos que se presenten tras haber quedado en el primer lugar entre los jugadores que comparten su estatus condicional.
«Aún es pronto para saber, pero debería quedar en los próximos cinco o seis torneos de la temporada«.
Sus días de gloria podrían volver a repetirse este año, no hay duda de aquello. En 2013, Alvarado conquistó el Brasil Classic y se llevó 121,500 dolares en premios. La mayor meta para este año es volver al PGA Tour, lugar donde podría acceder si termina entre los 25 mejores de la gira a fin de año o bien, acceder a las finales (75 mejores) para disputar junto a los «descendidos» del PGA Tour, un cupo en ese circuito. Los desafíos son grandes, pero Benja está preparado.
FIELD

Comentarios

Comentarios