Foto: PGA Tour LA

Por fin llegó el momento. Estamos a horas del comienzo de los Juegos Olímpicos de golf y muchas sensaciones extrañas vienen para cada golfista, desde el aficionado hasta el profesional. A partir de este jueves siete latinoamericanos buscarán alguna medalla y a continuación veremos por qué cada uno de ellos tienen oportunidades de conseguir, al menos, una. Este es su presente:

Emiliano Grillo: Es el latino del momento. El argentino viene de pelear el título en el PGA Championship y en su primer año en el PGA Tour ya consiguió un título. Tiene un swing maravilloso, aplaudido por la elite, y es un de los favoritos del field general. Solo piense que de los cinco majors que ha jugado en su carrera en todos ha superado el corte y no comete un doble bogey desde el US Open en Oakmont, puntación que ni Jason Day, Jordan Spieth y Dustin Johnson lo han evitado.

Jhonattan Vegas: Si alguien está atrás de Grillo como favorito latino ese es el venezolano. Incluso algunos podrían decir que es el primero, porque hace tres semanas ganó su segundo título en el PGA Tour, cuando se impuso en el Canadian Open. Pero ojo con este dato: es el 4º del Ranking de Greens en Regulación del circuito nortemaericano. También es uno de los favoritos del field general.

Felipe Aguilar: Si algo lo diferencia con los demás jugadores es el amor por su patria. Ama jugar por Chile y lo demostró con el oro que obtuvo en los Juegos Odesur y el bronce en los Panamericanos. De hecho, de todos los que participarán en el torneo, el chileno es el único que se ha colgado una medalla por su país. Sí, ahora es otra cosa, pero de todas maneras tiene más razones para quedar entre los tres mejores: dos títulos en el European Tour y durante este año ha jugado bien, sobre todo con su pérdida de título a última hora en el Volvo China Open.

Fabrizio Zanotti: El paraguayo ha jugado bien este año con dos Top Ten en su cuerpo. El 2014 fue su año de oro: ganó uno de los torneos grandes del European Tour, el BWM International Open, justo cuando venció a Rafa Cabrera Bello y Henrik Stenson en desempate. Ese mismo año disputó el PGA Championship y superó el corte ubicándose 46º. Dos años después el nacido en Asunción sigue con su talento intacto y ya demostró que puede ganarle algunos de los favoritos que estarán en Río. Con el sueco, al menos, ya lo hizo.

Fabián Gómez: Cuando se prende este juega muy bien. El argentino tiene razones para conseguir medalla: se ubica 38º en el Ranking de ganancias de la FedEx Cup y por dos años consecutivos ganó títulos en el PGA Tour. El 2015 en el FedEx St. Jude Classic y el Sony Open a principio del 2016. Es una alta posibilidad de que se cuelgue, al menos, un bronce o plata.

Adilson Da Silva: El local siempre tendrá posibilidades de ganar. En este caso, el brasileño de 44 años he tenido éxito en otro rincones del mundo con sus doce títulos en el Sunshine Tour de Sudáfrica. En el European Tour ha tenido participaciones, pero nunca ha llegado a lo alto. Nº1 de Brasil y pegará el primer tiro tras 112 años en el golf olímpico. En una de esas también será el primero en colgarse una de oro.

Rodolfo Cazaubón: El mexicano entró a último momento por las bajas continuas que se dieron en la antesala del cierre de clasificación. Han sido unos buenos últimos años para el golfista, donde este año accedió al Web.com tras ganar tres títulos en el PGA Tour Latinoamericano. De los latinos y, en papales, es uno de los jugadores con menos posibilidades. Pero eso dicen los datos, porque en el golf cuando comienza el primer tiro todos tiene chances. Es cosa de inspiración.