Foto
Hace dos años Rory McIlroy estaba por ganar el Open Championship y, posteriormente, el PGA Championship para ratificar que él gobernaba en el poder del golf como el N°1 del mundo. El escenario de hoy es distinto, el norirlandés se ubica cuarto del mundo, siendo relegado de forma cronológica por Jordan Spieth, Jason Day y ahora por Dustin Johnson, que se encamina al destronono del australiano. 

Justamente DJ, tras sus victorias consecutivas en el US Open y WGC Bridgestone Invitational, es la nueva amenaza de Jason. Este lunes despertó como N°2 del mundo, desplazando a Spieth y acercarcándose a la cima planetaria en menos de dos meses. ¿Qué tiene que pasar para que Johnson sea el nuevo Número 1?

La batalla épica será en el Open Champioship el próximo 14 de julio. Si DJ gana y Jason Day termina fuera del Top Ten, el estadounidense se probaría la corona como el golfista N°1.

Seria bonito para el golf ver el ascenso de Dustin Johnson. Tarde o temprano lo hará, pero su gran presente le podría dar la victoria en el Abierto Británico. 

También es positivo para el deporte. Porque hace tiempo que no había una competencia con tan buena calidad entre los mejores golfistas. Incluso es un acierto decir que el Big Three, grupo conformado por Jack Nicklaus, Arnold Palmer y Gary Player, está reviviendo con algunos jugadores. 

Esos son Rory, Day, Spieth y Dustin. Aunque en títulos están lejos de alcanzarlos, van por un buen camino. 

Seguro uno de esos cuatro gana el tercer major del año y si DJ consigue el triunfo, los otros tres tendrán que planear un ataque, tal como lo hicieron Palmer, Player y Nicklaus en su momento. 

Fuente: periodista Nora Ventureira.