Foto: GC Los Leones | Crédito fotográfico: José Miguel Jaramillo
Canchas desde alrededor de las 5 mil yardas (en promedio) juegan las damas en Chile. Mientras que en Estados Unidos son entre 6.200 para las aficionados y las profesionales compiten en un promedio de 6.500.
A partir de esa brecha existente, surgió una idea de que las mujeres jueguen desde partidas más largas, a modo de preparación cuando se enfrenten a desafíos en el extranjero. Los tees de blancas, donde actualmente parten los senior, es una opción que aprueban referentes del golf nacional.
Es una buena idea, en ningún caso perjudica. Es más, ayudará a preparar a los jugadores que salgan afuera a disputar campeonatos grandes, así que sería una buena iniciativa. Mientras todas las niñas estén jugando en el mismo tee, no debería perjudicar. Sí a las más pequeñas les costará un poco más, pero si se hace en algunos hoyos y se va mezclando para tratar de jugar 6.000 yardas, sería un gran avance“, opina Paz Echeverría, exjugadora del LPGA y actual directora del circuito de menores Golf Action.
Un buen margen para competir y así prepararse para eventos importantes en el extranjero, es jugar en partidas que sumen 6.000 yardas, tal como sugiere Paz Echeverría, quien justamente estuvo en el primer nivel del golf femenino. La chilena competía en canchas que promediaban las 6.500 yardas.

“No puedes alargar más de 50 yardas un hoyo, hay un tema de handicap y reglamento”.

Para un campeonato, por ejemplo, no se puede alargar más de 50 yardas un hoyo y eso podría suceder si es que las damas juegan desde las blancas. Por ello mismo, la idea toma mucha más fuerza con algunas excepciones. Desireé Soulodre, miembro del comité de Rating y segunda vicepresidenta del directorio de la Federación Chilena de Golf, nos da su opinión al respecto.
Si hacemos partir a las mujeres en canchas largas, las vamos a preparar mucho mejor para cuando salgan al extranjero. Sería bueno escoger seis hoyos para implementarlo, no hacerlo completo, sino que ir mezclando“, se refiere Soulodre, quien nos indica que para implementar esta idea hay que tener especial cuidado con el reglamento.
No puedes alargar más de 50 yardas un hoyo, hay un tema de handicap y reglamento. Entonces sí se podría hacer una partida diferente, un poco más larga, pero hay que mantenerse en el límite de las 50 yardas, en eso hay que tener mucho cuidado”, sugiere Desirée.
La idea también cobra atención en Eduardo Miquel, fundador de EM Academy y coach del programa femenino de la Federación Chilena de Golf. Edo, al igual que Soloudre, también adaptaría solo algunas partidas.
Opino que podrían ser en algunos hoyos y no todos, porque las canchas aquí en Chile no están diseñadas para tirar de tan lejos como en Estados Unidos. Por ejemplo, en el hoyo 1 de Los Leones (green chico), tu tiras al green con un Hierro 5 o 6, si alargarán el hoyo sería prácticamente injugable para ellas”, dice Miquel.
Las canchas de USA deben tener alrededor de 400 yardas más que acá, pero son muy diferentes. A mí me ha tocado ir con los equipos nacionales afuera a competir y son hoyos más largos, pero más accesibles que acá”, opina

Pares 3 y 5

Tanto Echeverría, como Soulodre y Miquel, que están directamente involucrados en el tema del golf en Chile, les hace sentido esta idea, aunque con modificaciones que no impliquen perjudicar a la jugadora ni el obedecimiento del reglamento.
Un ejemplo que pueda aterrizar esta idea es la sugerencia de Paz Echeverría. La chilena recomienda que estos cambios se podrían aplicar solo en pares 3 y 5. Y es que en los pares 4, como indica Edo, puedes dejar un hoyo injugable, pues en ese caso entra juego el diseño de las canchas. Los campos en Chile, por lo general, tienen hoyos con mucho dobles en los fairways, por lo que hacen estos cambios en esas tipo de partidas no tiene mucho sentido.

Si hacemos partir a las mujeres en canchas largas, las vamos a preparar mucho mejor para cuando salgan al extranjero”. 

Por ello, es que hacer estos cambios en pares 4 bordea lo imposible. En el hoyo 1 del Prince of Wales Country Club, campo que ha recibido al Web.com Tour y al Latin American Amateur Championship, sería una locura hacerlas partir de más atrás, lo mismo que en el 2. Pero sí se podría probar en el par 3 del 4 o el par 5 del 9 de dicha cancha.
La idea está sobre la mesa y genera aprobación en personas involucradas directamente con el golf en Chile. ¿Usted está de acuerdo? Opina con nosotros, también te queremos escuchar.

Comentarios

Comentarios