Rory y sus seis golpes en el bunker

La verdad es que siempre las canchas británicas causan temor por sus búnkers. Royal Troon no es la excepción. Cualquier duda, el propio Rory McIlroy te la puede responder. Porque en el día de práctica se enfrentó al hoyo 8, ícono de este campo y del mundo. El norirlandés demostró por qué no se puede fallar el green . Sus seis golpes para sacarla de la arena lo comprueban.