Santiago Russi se lució en el comienzo del Argentina Classic por el PGA Tour Latinoamericano. Sí, es que el chileno empezó complicado en Las Praderas de Buenos Aires y a punta de birdies terminó con una tarjeta de 68 (-3) para ubicarse T11.

Russi demostró que una vuelta con mal comienzo no puede ser el indicio de una jornada negra. Al contario, a punta de concentración se puede hacer tanto como lo hizo hoy. La cosa fue así: cuatro bogeys (y con un birdie entremedio) tenía hasta cuello al chileno. Parecía otra frustación más con su +3 en el 7. Pero en el 9 cambió todo, porque aprovechó el par 5 para irse con al descanso con un birdie de camarín.

El regreso de la confianza volvió y así arrasó en los segundos nueve. Birdies en el 10, 13, 15, 17 y 18 marcaron una inspirada de aquellas, digno de una bestia que tardó en despertar, pero a tiempo. Ahora el chileno mantiene esa ambición, sobre todo porque su talento está vivo y con el hambre suficiente para alcanzar al puntero que va -8 y los otros scores de -6 y -5 que están en la parte alta del tablero.

Guillermo Pereira y Christian Espinoza también tuvieron un fuerte arranque. Ambos se ubican T33 con -1 en el tablero. Tiger vivió algo parecido que su compatriota: una reacción de cuatro birdies en los segundos nueve luego de venir +3. Letal. Mito, en cambio, tuvo siempre luchas constantes con la cancha, pero fue un eagle en el 9 que cambió su percepción para prohibir seguir en el sobre par.

El puntero del campeonato es Sergio Rohlmann con -8, mientras que la figura del torneo, Andrés Romero, hizo -4 para quedar T6.