Foto: Warren Little/Getty Images Europe
Dicen que comenzar puntero en un torneo es insignificante si no lo mantienes para la segunda ronda. En ese sentido, Felipe Aguilar ha cumplido la primera meta. El chileno sigue líder en el  Lyoness Open del European Tour y lo mejor es que está solo en la punta por dos golpes.
Solo hubo un score brutal como el de Aguilar en esta ronda. El inglés David Horsey hizo -8. Pero el destino esta semana está a favor del chileno. El inglés firmó un +3 en la primera jornada y ahora está a cuatro golpes del valdiviano. En los demás scores Felipe estuvo sólido. Su 70 (-2) corresponde a la tercera mejor vuelta del día y mantiene el liderato por dos sobre el norilandés Grame Storn.
Llegar al liderato en solitario para el fin de semana es otra cosa. El chileno debe mantener la distancia sin un pestañeo muy largo. En cada jornada al menos uno ha hecho vueltones como los de Aguilar (-7) y Horsey (-8). ¿Ahora a quién le tocará? Ojo ahí, que el ataque viene.
De todas maneras Aguilar cuenta con su experiencia y un gran caddie. ¿Qué tiene que ver el que le lleva palos? Mucho. José Romero, hermano mayor del golfista argentino Andrés, es el caddie habitual de Felipe. Pero hace hace un mes le llevó los palos por dos semanas al español Álvaro Quirós. Justamente en uno de esos dos torneo volvió a ganar en el European Tour después de seis años y haber perdido la tarjeta del circuito más de una vez. ¿Simple coincidencia? No sé, pero el hecho de que en un reemplazo llevó al triunfo a su jugador da para ilusión que el chileno pruebe otra vez más la victoria luego de tres años. El destino está sembrado.