Bryson DeChambeau hits his tee stroke on No. 15 during the first round of the Masters at Augusta National Golf Club, Thursday, April 11, 2019.
Parecía que el 69 (-3) era el score tope de la primera ronda del Masters Tournament, sobre todo porque en esos resultados se concretaron en la mañana y en la jornada de la tarde tampoco parecía algo bestial, hasta que llegaron a los segundos nueve hoyos tres jugadores que pasaron como huracán por Augusta.
Lo que sucedió en el Back-Nine del Augusta National Golf Club fue sencillamente un espectáculo animado por Bryson DeChambeau, Brooks Koepka y Phil Mickelson. Los primeros dos son los punteros con 66 golpes (-6) y Lefty concretó una tarjeta de 67 (-5). Los tres en llamas y juntos han hecho 16 birdies en los segundos nueve del campo de Georgia. Brutal.
Partamos por DeChambeau. El físico hizo seis birdies en sus últimos siete hoyos y cuatro fueron consecutivamente sobre el final. Una maravilla el juego en todo aspecto del estadounidense, que en el último tramo de la vuelta no le dio respeto a Augusta y empezó a atacar banderas, hasta que en el mismo hoyo 18 le pegó a una y estuvo a centímetros del eagle. Dustin Johnson, le comentó en broma: “Sin bandera entraba”.
Una muestra de agresividad, pero en muchas ocasiones muy sutil, Brooks Koepka maravilló con su juego tampoco sin respeto sbore el césped de Augusta. Si hay alguien que no juega con miedo y menos en los majors es Koepka. Su participaciones en los Grandes desde el 2017 arrojan datos estremecedores: Ha ganado tres y lidera en estadísiticas como score del par, scoring average, rondas como líder y en los birdies/eagles convertidos. Si el estadounidense llega con chances al domingo, hay que tener mucho ojo con que nos robe la película, porque él es un experto en cerrar torneos, sobre todo cuando se trata de un Major.
Entre Koepka y DeChambeau suman 53 años, cinco menos tiene Phil Mickelson, que no tiene límite con su edad, sobre todo con su pegada. En ninguna partida Lefty dejó de acelerar en el golpe y pasó con una velocidad de swing como la de un muchacho de 20. En algunos drives superó a Justin Thomas, su compañero de salida y así fue que al juego corto y a green no tembló. Si esta semana se mantiene por el fairway será un jugador seguro estará en la penúltima o última salida del domingo. Su score de hoy demostró su grandeza para convertirse en el segundo jugador con más vueltas baja u igual que 67 en la historia del Masters. Lleva 11 y Jack Nicklaus 14 en total.
Hay una larga lista que también está comprometida con el título, como por ejemplo, Dustin Johnson (-4) y Ian Poulter (-4) . En total, para la dimensión del gran comienzo del Masters, 28 jugadores se separan por cinco golpes. Es decir, 28 que aún pueden remontar e incluso más. LEADERBOARD

Comentarios

Comentarios