Getty Images
Las canchas largas le entran bien a Brooks Koepka. El estadounidense, pegador largo con todas sus letras, es el único puntero del PGA Championship con -12 tras vuelta de 66 (-4) durante este sábado en el Bellerive Country Club.
Koepka es de grandes citas. Se perdió el Masters por una lesión en la muñeca, pero en los otros Majors ha dado cátedra. Su ventaja para mañana es sobre dos golpes y alcanzó a estar por cinco durante la ronda. Se le pudo dar fácil, pero como en cualquiera de estas citas, nada se puede dar por hecho.
Sobre todo si tienen algunas víboras con razones muy fuertes para ganar. Por un lado, Adam Scott con -10 que hace unos meses renació tras cambiar su swing y, como si nada, está peleando nuevamente. Bravo. Mientras que con -9, asechan Jon Rahm, Rickie Fowler, Gary Woodland.
No se puede dejar de mencionar a Tiger Woods, que por segundo major consecutivo jugará en los últimos grupos para luchar por el título. ¿Esta vez se le da la chance de ganar? El putter, como ha sido la tónica, es clave en su juego y sobre el green determinará si puede llevarse su 15° Major. LEADERBOARD