Little Rock

Foto

Mañana será un día esencial para Matías Calderón. De vida o muerte. Porque el chileno está T30 (+1) de cara a la última ronda de la primera fase del Q-School en Bologna de Italia. A un paso de entrar a los 25 mejores para pasar a la segunda etapa. 

El chileno tuvo una pequeña caída en la tercera ronda. Un 74(+2) lo puso a dos palos de la zona de clasificación.

Matías demostró que puede pelear por un puesto. Ayer tiró un -2 y si hoy no hubiese echo un doble estaría en otra situación. La oportunidad está y quiere aprovecharla. 

La última ronda se define mañana y lideran con -13. Al menos, una tarjeta bajo par, dejaría con chances a Calderón.