Foto: Getty Images

Una vuelta de 71 (par) ha marcado el estreno de Joaquín Niemann en el Waste Management Phoenix Open (alrededor puesto 70′). El chileno tuvo una vuelta luchada, donde la arena y el green fueron los factores para que no empezara con un score bajo par.

Entre los bunkers de fairways y de greens, Niemann cayó en siete de ellos y desde ahí hizo tres de sus cuatro bogeys en el TPC Scotstdale. En el hoyo 10, por donde empezó su día, la puso en el cross bunker y luego a otro para hacer su primer bogey.

Su otro bogey fue en famoso hoyo 16, donde Niemann enfrentaba por primera vez a tanto público y donde la presión, quizás, le hizo efecto. Niemann la tiró al bunker y con una mala sacada no pudo salvar el par. Mientras que otro bogey, en el 8, también empezó desde la arena (cross), aunque ese no fue el factor. De hecho, tenía un tiro largo desde ahí a 170 yardas, dejándola a principio de green, donde después de un chip que la dejó a dos metros, no pudo meterla.

También el putt fue el talón de aquiles para no hacer menos. Erró algunas, pero principalmente necesitaba meter las de birdies para agarrar más confianza. De hecho, Joaco empezó agarrar ritmo y empezó a puttear harto para birdie. Solo pudo enchufar algunas lo que, en consecuencia, lo ayudó a terminar con su vuelta de par.

En efecto, Niemann tuvo un desempeño que deberá mejorarlo para seguir con vida este viernes en Arizona, ya que por ahora estaría fuera del corte.

LEADERBOARD

Comentarios

Comentarios