Esta semana Tiger Woods anunció que se sometió a una artroscopia en su rodilla izquierda para corregir una lesión en el cartílago. «Realizamos la reparación necesaria y examinamos la rodilla al completo, en la que no existe ningún problema adicional» explicó su doctor.
Esto ocurrió cuando se jugó el TOUR Championship, donde Tiger no pudo clasificar y así aprovechó para operarse. Además, hay que considerar que el PGA Tour terminó su temporada y su comienzo será en una semana con fechas seguidas en Estados Unidos.
Luego, la gira parte a Asia, donde justamente tiene previsto estar Woods. En concreto, Tiger quiere volver al Zozo Championship, nuevo torneo del calendario que se disputará en Japón.
«Mi objetivo es viajar y jugar en Japón el próximo mes de octubre«, sostuvo Woods.

Comentarios

Comentarios