Foto: Prensa Mark Tullo

El Foshan Open del Challenge Tour ha sido esencial para Mark Tullo. Justo en uno de los torneos que reparte una bolsa mayor, el chileno se puso las pilas. Y bien enchufadas.

En la cuarta ronda firmó un 65 (-7), libre de bogeys que lo avanzó hasta el puesto T6 con -7. Ha sidonotable la reacción del Escocés. En la última parte de la temporada se enchufó y fue en el momento preciso. En el final del Foshan Golf Club se comprobó, empatando la mejor tarjeta del día.

Esto ha permitido que Tullo saltara más de diez puesto hasta llegar al 50º en el Road de Oman. Es decir, solo cinco lugares le faltan al chileno para llegar a la final a falta de un torneo a disputarse en Emiratos Árabes. Se viene de miedo. 

Mark lo ha hecho de lujo. Pero falta el último esfuerzo, una acelerada final para meterse en los 45 mejores. Llegando a Omán es otra cosa. Una sólida actuación te puede tirar entre los 15 mejores que llegarán al European Tour. De todas maneras, el premio de consuelo sería jugar la etapa final de la Qualy para llegar al circuito de oro del Viejo Continente. ¿Ahora se entiende por qué Tullo está en una fase tan decisiva? 

El ganador del torneo fue el inglés Marcus Armitage con un total de -19 para celebrar su primer título en el Challenge Tour.