Mena Tour

Todo por el todo. Antonio Costa se juega mucho en la final del Mena Tour cuando el próximo lunes comience el Tour Championship de ese circuito. Es que tras el torneo se decidirá el próximo circuito que postulará cada jugador. Pero que siempre y cuando terminen entre los cinco mejores del Orden de Mérito.

El valdiviano está ubicado 5º en el ranking. Raspando. Aunque su perseguidor está con seis mil menos, cualquiera cosa puede pasar en Omán. Tanto para bien o como para mal. Es que la final reparte el doble que cualquier torneo corriente. Por eso es que se juegan tanto.

El chileno con una buena actuación tranquilamente quedará quinto y si a quienes persigue tienen peor resultado que él podría quedar en un cómodo puesto que le abrirá varias puertas.

¿Qué siginificaría tal escenario? Refresquemos la memoria. Los cinco primeros tendrán derecho de disputar la próxima temporada del Sunshine Tour, competencia dura de Sudáfrica. Los tres mejores ubicados del Orden de Mérito jugarán la final del Q-School del Asian Tour. (tremendo nivel, por cierto). Mientras que los primeros dos tendrán tarjeta completa al Asian Development (donde si quedan entre los 5 mejores llevan al Asian original).

Además, hay algunas invitaciones para torneos del European Tour. Por ejemplo, el primero podrá jugar el Omega Dubai Desert Classic (torneo clásico del circuito) y otros tres eventos más del tour. El segundo (y otro más del tour) y el tercero tamibén podrán jugar en Dubai.

Ese es el panorama de Antonio. Firme y convencido, pero sobre todo tranquilo. «Este año para mí era de prueba. Ver lo que era estar todo el año fuera de Chile, viajando todas las semanas y jugando todos los torneos de un tour. Todo para darme cuenta si tenía el nivel y la cabeza para estar metido en esto al 100%. Ahora estoy más convencido que al principio de este año sé que es esto lo que más me gusta hacer y voy a seguir compitiendo y dándole todo», aseguró el chileno.

El Tour championship del Mena Tour decidirá el futuro del chileno.