Getty Images
Para muchos fue una jornada del terror en Royal Portrush Golf Club. El campo del The Open Championship 2019 ha rayado la cancha a los golfistas y está dando un mensaje claro de que aquí no se vienen hacer birdies como si nada. Hoy, por ejemplo, Joaquín Niemann hizo solo uno, en el par-5 del hoyo 2 y luego solo se defendió ante las duras condiciones.
Y es que además de que el campo de Irlanda del Norte tiene muchas trampas, el clima se convirtió en otro factor. Niemann jugó en el clímax, con lluvia, viento y un día pesado, donde en el par-3 del hoyo 6 hizo un triple-bogey que le costó caro. Un error en Royal Portrush se paga. Al final, Joaco firmó una tarjeta de 76 (+5) y ocupa puestos lejanos del tablero.
Eso sí, Niemann puede aprovechar una ventaja este viernes para superar el corte. Esto porque en la segunda ronda juega en la primera salida (06:35 hora local y 01:35 de Chile). Claramente eso no quiere decir que los rough largos se apartarán y desaparecerán los bunkers, pero no sufrirá por el clima como hoy ni habrá más presión. En rigor, solo una vuelta bajo par, 69 o menos, podría meter al chileno en el fin de semana del Open Championship. LEADERBOARD