Foto perteneciente a Zimbio.com

Mark Tullo no tuvo el mejor comienzo en el Ras Al Khaimah, último torneo del Challenge Tour antes de la final en Omán. O bueno, no es lo que necesita el chileno. Pero, de todas manenas, valió mucho la pena su reacción sobre el final en el Al Hamra Golf Club.

El «escocés» venía +3 para la vuelta. Se estaba quedando atrás en una tabla que necesita con urgencia lo contrario. Pero Mark fue valiente. En los últimos cuatro hoyos arriesgó y quien lo hace, tarde o temprano, recibirá su garantía. En el par 3 del 15 sacó un birdie de maravillas y en el 18 aprovechó un par 5 para bajarse. Finalmente, un score de 73 (+1) para quedar T79, posición que    todavía da esperanzas.

El chileno, al menos, necesita pasar el corte mañana en el torneo. De lo contrario, se tendrá que despedir de la posibilidad de llegar a Omán, donde entran los 45 mejores de la temporada para postular al European Tour. Aún hay chances para ello. Mark solo está a un palo de la zona de corte y entrar será un alivio.

Toda la atención se concentrará mañana. Por ahora, el chileno está afuera de Omán. Es claro. Y las tres rondas restantes, 54 hoyos, son suficiente para remontar. Dependerá de él, especialmente lo que haga este jueves en los Emiratos Árabes.