Tiger regresa a la Ryder Cup, pero no como jugador. El ganador de 14 majors está con el vicecapitán del equipo estadounidense y seguro será de mucho aporte para los 12 pupilos de Davis Love III.

Es que en Hazeltine, la cancha que recibe a la Ryder, Tiger jugó un tiro único para demostrar que tiene la expereiencia de cómo enfrentar ese campo. Cuando jugó en esa hierba durante en un torneo del PGA Tour en el 2002, el californiano confirmó que no hay tiros imposibles. Claro, para él.

Es que luego de quedar en un cross bunker y teniendo varias árboles como obstáculo, Tiger sacó un mangazo para dejarla a cuatro metros de la bandera.

¿Aportará entonces el estadounidense para su equipo? Sin duda.