PGA Tour LA | Enrique Berardi
Luego de confirmarse que había superado el corte, Benjamín Alvarado salió con agallas a disputar su tercera vuelta de The Bahamas Great Abaco Classic. Bajo mucho viento y un clima no apto para golfistas desprevenidos, el campo no dejó muchas dudas sobre cual era la misión de hoy: asegurar cada pelota y esperar que otros se cayeran.
Y así fue. Alvarado logró remontar una tarjeta que tras los primeros nueve hoyos venía con sensaciones negativas, pero que finalmente pudo sobrellevar. Con 72 golpes (par), el chileno avanzó 25 lugares en comparación a como empezó el día y ahora está en la posición 30°.
Los tres birdies en sus segundos nueve hoyos despejaron cualquier duda de si podría mejorar en el tablero. Ahora, el objetivo de Alvarado será continuar con esta regularidad y bajar los 72 golpes, ya que de hacerlo, es casi seguro su ingreso a mejores casilleros. Es algo que necesita para mantener un buen estatus en la gira.
El líderato parcial del campeonato se compone de tres estadounidenses, quienes acumulan 208 impactos (-8) tras 54 hoyos de competencia. LEADERBOARD